Mercenarios

Dice un conocido best seller de ficción que el que no sea pecador tire la primera piedra. Pues quien más o quien menos ha hecho algo en su vida de lo que no pueda/debería sentirse orgulloso (aunque no sea capaz de darse cuenta de ello). Ante el dicho uno podría caer en el error de decir que nadie puede juzgar a otro, pero yo no me lo creo.
Tenemos una Declaración Universal de los Derechos Humanos y aunque asistimos cada día a su violación en casi todos los rincones del mundo es la mejor herramienta de la que disponemos para defendernos. Sus paladines no son ya los estados (si alguna vez lo fueron), ni individualmente ni colectivamente (OTAN, ONU…), la voz de este texto yace ahora en organizaciones no gubernamentales principalmente (y en algunos momentos de lucidez el tribunal de La Haya) que denuncian cada dia, muchos jugandose la vida, las injusticias y el quebramiento de estas leyes que lejos estan de ser realmente universales. No quiero decir con esto que sean infalibles, eso es cosa del Papa para sus catolicos, sino que son una voz importante a tener en cuenta. Decía el otro dia el ultimo ganador del premio Lazaro Carreter, Emilio Lledó, que los filosofos son las moral de la sociedad de su tiempo; yo añadiría que organizaciones como Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras o Greenpeace son la moral de la sociedad que nos relevará, que será consciente de las locuras que hicimos y diran ¿como pudisteis hacer aquello?.

Un ejemplo, en el contexto de la primera guerra mundial turquia izaba sus banderas y arremetía con gran fuerza contra los armenios: el escalofriante resultado era de 1.5 milones de muertos. El tiempo ha pasado y aunque la UE lo pide como uno de los requisitos más importantes para la entrada en la Unión (por su relación con su articulo 301) el reconocimiento de la barbarie por parte de Turquía esta lejos de producirse. A nadie le puede extrañar un hecho semejante, mas cuando vivimos en estos dias la aprobación de la Ley de la Memoria Historica en un “pais civilizado” con las controversias que ello ha provocado. Me preocupa más la postura que a tomado el gobierno de EEUU en este tema, que no por tenernos ya acostumbrados deja de ser perturbadora. La administración Bush pidió al senado que no condene este genocidio por una razón tan simple como clara: el 70% de su carga hacia Irak sale de bases de este pais. Al leer esto uno asiente con la cabeza sin sorpresa alguna, algo típico que esperarse de EEUU. Pero a mi se me ponen los pelos de punta al mirarme el ombligo y pensar que nosotros (lease, Vascos, Españoles, Europeos o demas identidades) estemos jugando al mismo juego. Un juego que podría llamarse: el fin justifica los medios,y al que EEUU sabe jugar ppero que muy bien. Pocos estados o naciones se salvan de las denuncias de mala praxis por parte de organizaciones de reconocido valor moral y me pregunto cuanto tardaremos en cambiar los métodos: venta de armas a ciertos paises, acuerdos en materia nuclear, explotación de recursos ajenos… Habría que recordarle a algunos que la epoca de la inmunidad se derrumba, y que algunos crimenes ya no prescriben: el haya ha juzgado ya por genocidio, Argentina empieza ahora, despues de la larga lucha de las madres de la plaza de mayo y quizás Chile le siga. ¿Cuanto tiempo llevaban clamando justicia?. Dicen los acusados que se aplica la justicia del vencedor, y los mas pragmáticos que esto hara pensarse dos veces a los tiranos el soltar las riendas de los carros robados, pero la verdad es que da esperanza para los que creemos que las cosas pueden hacerse bien, si uno quiere. Es posible que llegue el tiempo en que mandatarios como Bush y quizas alguno de los “nuestros”, tengan que pagar por convertirnos a todos en especuladores del derecho humano, comprandolo y vendiendolo por dinero, petroleo, banderas, o lo que sea. Cuando no sean solo unos “radicales” los que llamen a la puerta del G8, y se reclamen las obligaciones morales y legales de cada uno, y no puedan escurrir el bulto diciendo que lo hicieron por su/nuestra Patria. El dia en que por fin podamos decirles, eh! nosotros no somos mercenarios.
Actualización: Despues de escribir el articulo pero antes de postearlo el congreso de EEUU aprobo la resolución , al parecer todavía hay sangre entre tanta horchata.

Deja un comentario

Archivado bajo Politics & Society

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s