Habemus Nobel (de química)

Se han entregado ya dos galardones y han sido dos alegrías. Tras el Nobel de Medicina (ver artículo), le ha tocado el turno al de Química que ha sido entregado a los descubridores de una de las herramientas más importantes y “simples” de la biomedicina actual: la proteína GFP, una proteína fluorescente (verde) de la que ya hablé hace algún tiempo en el post Bioluminiscencia que viene muy acorde para entender la importancia de esta herramienta. Casualmente estoy trabajando estos días utilizando el péptido responsable de la formación del Alzheimer (A-beta-42), fusionado a GFP, por lo que puedo dar fe de la utilidad de esta herramienta (A ver si le hago algunas fotos “brillantes” y las publico).

Los galardonados han sido Osamu Shimomura, Martin Chalfie y Roger Y. Tsien por su papel decisivo en 3 pasos que llevaron esta proteína a la biotecnología: su descubrimiento, su utilidad para marcar células y la generación de mutantes capaces de emitir luz en una gran variedad de tonalidades que permitía utilizar varios tipos a la vez para marcar diferentes componentes celulares.

 

(Nota: me enteré por José (aka Mi Mesa Cojea), que es un forofo de lo que él llama “la mierda fosforita. Esto de enterarse por terceros de noticias de Ciencia empieza a ser una constante ya que del Nobel de Medicina a Hausen de DKFZ me lo chivó Bettina)

4 comentarios

Archivado bajo Politics & Society, Science & Nature

4 Respuestas a “Habemus Nobel (de química)

  1. Por eso hay mas gente en el mundo , para poder contarte las otras cosas que pasan. Incluso, si tienes un cáncer en tu culo, será otro/a quien te lo diga. -Sorry, es desagradable, pero muy gráfico. Es que vengo de mi mesa cojea y se pega el estilo, Jose A. Pérez, influye-.
    Bendita sea la comunicación y los blogsss.
    Salud

  2. tallcute

    José está destruyendo los buenos modales…😛

  3. Pero una preguntilla, Tall, ¿la proteína esa es un descubrimiento reciente? Es que me suena que no es algo de anteayer, pero igual estoy metiendo la pata…

  4. tallcute

    La bioluminiscencia de medusas con GFP se conoce desde hace casi 2000 años.

    En los 60-70 se identifico el fluoróforo y algunas de sus utilidades bioquímicas (Shimomura). Su utilidad para la biología celular empezó en los 90: en el 92 la clonaron e identificaron parcialmente su estructura, en el 94 Chalfie la utiliza como marcador de expresión, en el 94 también empiezan a aparecer mutaciones para variar el color (Tsien).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s