Archivo de la etiqueta: Investigación

10 preguntas curiosas de un test de selección de investigadores

¿Os habéis preguntado alguna vez qué preguntas le hacen a un investigador para contratarle? Aquí os dejo las más curiosas que he encontrado en el test de selección de un centro de investigación valenciano. A estas cuestiones había que responder en un espectro entre “Muy en desacuerdo con esta descripción de mí mismo” y”Totalmente de acuerdo con esta descripción de mí mismo”:

  1. Adoro las fiestas prolongadas (de hecho acabo de volver de una Rave de Ibiza)
  2. Creo en una única religión verdadera (la verdad es que yo también lo preguntaría pero, ¿se puede preguntar sobre religión en un test de selección en este país?)
  3. Adoro las flores (esta pregunta es eliminatoria para el departamento de botánica)
  4. No disfruto los espectáculos de danza (no comments)
  5. Frecuentemente sospecho que las demás personas tienen intenciones ocultas (¿Por qué me haces esta pregunta? ¿Es que crees que soy un paranoico? ¿eh? ¡Responde!)
  6. Digo lo que pienso (si claro, si miento te lo voy a decir ahora…)
  7. No me gusta escuchar música con volumen alto (¿¡Queeeé!?)
  8. Sé como evadir las reglas de comportamiento (¿la de la foto es tu hija?, es muy guapa… ¿me das el número de teléfono de tu casa? Es por si tengo alguna duda sobre el cuestionario)
  9. Conozco las respuestas para muchos interrogantes (¿quieres saber quien mató a JFK?)
  10. Me gusta ponerme de pie durante el himno nacional.

Le llegó a José (Mi Mesa Cojea) de parte de un investigador que lleva en Alemania unos años trabajando y que barajaba la posibilidad de volverse a España.

Actualización:

María dejó el siguiente comentario sobre su caso en Baviera (Alemania): entre todos los grupos que firme a los que no pertenecia: Al-quaida y una lista de 150 mas (no exagero, tuve que firmar que no era del partido bolchevique del norte de kurdistan, no es broma), esta también que no pertenezca a la cienciología, eso si de la ETA sin problemas porque no esta. Además tuve que jurar con el señor muy serio que no se rió ni un poco cuando empece a hacer el tonto como en las pelis americanas fue mas o menos del palo: [..] “juro fildelidad a la constitucion del estado libre de Baviera con ayuda de Dios!” (el signo de exclamacion está en el papel)

 

Otros dos ejemplos curiosos que ha comentado Sonicando: a mí me preguntaron en dos ocasiones que qué tal cocinaba…por eso de que un protocolo de cualquier cosa y una receta de cocina son lo mismo, y en todos se hacen cosas a ojo… ;) También me han mirado el pulso, que es hasta entendible, para picar placas de virus o pinchar ratones…Pero en medio de una entrevista alargar la mano y que no te tiemble es para expertos…

24 comentarios

Archivado bajo Pequeñas cosas, Science & Nature

10 razones por las que dedicarse a la Ciencia

InvestigaciónA estas alturas del partido todos hemos oido más de una vez como está la ciencia en España. No han faltado argumentos en contra de las políticas de investigación y la opinión pública, como señala el informe de este año (pdf), se distancia cada vez más de la ciencia. El Año de la Ciencia ha pasado prácticamente inadvertido y como bien comentaba Javier Sáez existen muchas razones por las que un investigador español que resida en el extranjero no debería volver a España. He de decir que al menos las cosas han mejorado algo con el Estatuto del becario y con el incremento de PIB a investigación.

Podría acabar aquí sin aportar nada nuevo pero algo no me cuadra: si esto es una mierda ¿Por qué nos dedicamos a investigar?. Como dice Bettina, en este país tenemos la insana costumbre de ser negativos y quejarnos de nosotros mismos. Razón no le falta. Mas nos vale que dejemos de lamentarnos y todos empecemos a mover ficha.

Soy científico, me gusta mi trabajo y estas son algunas de las razones por las que un estudiante debería considerar dedicarse a la investigación, aunque sea en España:

1. Te pagan por pensar: a diferencia de muchos otros trabajos reales (una broma típica dentro de los investigadores 🙂 ) donde se supone que debes obedecer y no discutir con tu jefe. El pensamiento crítico, la argumentación e incluso la obstinación para comprobar ideas personales son valores importantes. Además con el tiempo, el investigador se vuelve cada vez más independiente haciendose cargo del trabajo. No te harás rico, pero podrás vivir cómodamente una vez superes el doctorado.

2. Es un reto constante que no aburre: por muy larga que sea la carrera de un investigador siempre habrá nuevas fronteras por descubrir, nuevas cosas que hacer. Es verdad que a veces hay que repetir trabajos o técnicas pero la variabilidad del trabajo es muy superior a la de la mayoría de empleos.

3. Te mantiene joven: la riqueza del trabajo, el contacto directo con tecnologías emergentes y sobre todo con investigadores jóvenes permite que por mucho que pasen los años no quedes desconectado de la sociedad. Investigadores con 60 años utilizando hoy en día ordenadores, redes sociales y programas de último diseño ¿qué trabajo lo permite?. Decía un profesor de mi hermano que lo que más lamentaba de no tener hijos o nietos era la ruptura con el presente: con el paso de los años un investigador adquiere tantos “hijos” y “nietos” como así lo deseé.

4. Te pagan por viajar: los viajes a congresos o cursos son casi una obligación, además no es raro que sean en lugares “relajados” (especialmente por el gusto de británicos, alemanes y estadounidenses por los países sureños). Viajes que además suelen incluir visitas culturales. Por otro lado hay muchas investigaciones de campo que requieren movilidad: en paleontología, geología, ecología…

5. Puedes ser el primero: el primero en descubrir una pieza del Gran Puzzle. No hay satisfacción equiparable como bien lo sabía Einstein que fue incapaz de dormir de la emoción los días previos a terminar su famosa ecuación. Normalmente estas piezas serán pequeñas (aunque no por ello despreciables) pero si trabajas duro y tienes suerte quizás puedas alcanzar alguno de los Santos Griales.

6. Abre tu mente: entender como funciona el mundo o una pequeña porción de este no arrebata la magia de lo que tenemos. La investigación desarrolla la mente crítica, la imaginación y creatividad. Regala unos nuevos ojos para ver el mundo, entendiéndolo o queriéndolo entender: te convierte en un niño de 6 años toda tu vida que se maravilla de lo que le rodea.

7. No es fácil: para mucha gente puede que sea algo negativo sin embargo añade un reto personal: obliga al esfuerzo. Algo lamentablemente denostado y olvidado hoy en día. Normalmente exige pasar algunos años fuera de tu país, para muchos un problema, para otros una oportunidad. No quiero engañar a nadie: no todos consiguen dedicarse a ello toda su vida.

8. Es el presente y el futuro: en este mundo tan conectado es la llave al desarrollo de las regiones y países. Lo que se investigue hoy será la realidad de mañana. ¿Vas a dejar esa llave en otras manos?. 

9. Aumenta el rango de ubicaciones para vivir: se puede investigar en gran cantidad de lugares con solo conocer un idioma: el inglés. ¿Donde quieres vivir? Seguro que cerca de allí puedes dedicarte a investigar.

10. Es honrado: A pesar de la percepción que últimamente se tiene de los científicos, la mayoría desarrollan trabajos que aumentan el conocimiento y conllevan, en conjunto, una mejora en la calidad de vida de todos. Es verdad que también hay investigaciones e investigadores que solo buscan forrarse pero las estadísticas demuestran que los éstos están menos interesados en sus salarios que en lo que investigan. Que alguien haga esa encuesta entre corredores de bolsa…

Bonus: Es divertido 🙂 y te permite entender PhD Comics que es algo así como el sentido de la vida, del universo y de todo lo demás…

22 comentarios

Archivado bajo Pequeñas cosas, Politics & Society, Science & Nature